Etiqueta: Lectura Destacada

Viernes Sociales: Idiosincrasia Uruguaya

Y con este post cerramos el Crash Course de Uruguay.

¿Qué significa ser uruguayo? ¿Alguna vez te has preguntado lo que significa ser venezolano? Probablemente no. Esas preguntas filosóficas rara vez nos las hacemos aunque fácilmente se nos sale de la boca un “ese es venezolano” o “venezolano tenía que ser”. Cuando emigramos, es inevitable comenzar a notar que nos hace diferente… y notando esto nos damos cuenta de lo que somos: lo bueno, lo malo, y lo feo. Conociendo a quienes nos reciben nos ayudamos a adaptarnos y a conocernos mejor.

No quiero que este post se vuelva un spoiler de su experiencia en Uruguay (o cualquier otro lugar donde decida irse), más bien, se los dejo como un preámbulo, un abrebocas, para intentar suavizar el golpe (o golpes) de cultural shock que seguro nos esperan.

Nuestra identidad social (algunos llaman esto cultura) se construye, reconstruye, y se ve afectada por los diferentes momentos históricos por los cuales transitamos. Venezuela y Uruguay tienen un origen común. Ambos países fueron conquistados. Ambos países han pasado por dictaduras. Y ambos han pasado (y pasan) por recesiones económicas y tiempos de abundancia. Ambos países dependen de recursos naturales aunque Uruguay ha logrado mucho más con su agricultura que nosotros con nuestro petróleo. A primera vista nuestras historias no son muy diferentes y sin embargo todo uruguayo que se mudó a Venezuela y ahora todo venezolano que se muda a Uruguay debe prepararse para el proceso de adaptación porque estamos bien lejos de ser iguales.

Obviamente no todos los uruguayos son iguales; tal como no todos los venezolanos somos iguales, pero hay idiosincrasias. En la primera mitad del siglo XX antes de caer víctima de una dictadura cívico-militar, la frase “Como Uruguay No Hay” auto-definió a los uruguayos. La frase, aunque no motivada por los mismos eventos, aún resuena en la psique uruguaya. Se refiere a una sociedad mesocrática e hiperintegrada. Al salir de la dictadura la sociedad uruguaya sufre un despertar repentino donde debían producir y competir en un mundo diferente. A principios de este siglo, los sociólogos notan una pérdida de la hiperintegración anterior y aparece una nueva frase “Es lo que hay, valor.”

A la final, no podemos poner a todos los uruguayos dentro de una caja. Hay de todo, como todo… pero algunas cosas no faltan: la simbología charrúa y gauchesca, el mate (con el respectivo termo), y La Celeste.

Con este Crash Course donde hemos explorado información geográfica y demográfica de Uruguay, su historia, literatura, música, y arte (pintura y escultura; teatro, y cine) me he llenado de emoción y cada dia estoy mas convencida de que Uruguay será un buen destino para mi. Espero que también lo sea para ustedes.

lamentablemente-estamos-bien-leila-macor-1616-MLU3481747365_122012-OPara cerrar este post les recomiendo que busquen el libro Lamentablemente Estamos Bien (2008) de la escritora venezolana Leila Macor quien se radicó en Uruguay en 1996. El libro está compuesto por una selección de notas publicadas donde con fino sentido del humor y con un dejo de ironía la autora recorre distintos aspectos del ser uruguayo.

Puedes oír a Leila Macor hablar sobre el libro y sus experiencias aquí.

 

 

 

Viernes Sociales es una entrada semanal de opinion donde compartimos insights y anecdotas personales. Todos nuestros lectores son bienvenidos a escribir una entrada o algún artículo sobre cualquier cosa dentro del tema de inmigración a Uruguay. Escribe a venezolanosenuruguay@gmail.com con sus propuestas, preguntas, y recomendaciones. Feliz fin de semana.

 

Anuncios

Inteligencia Migratoria

Feliz Viernes! WOW! Ya llevo tres semanas en esto y el pequeño blog ha recibido a más de 4000 visitantes de 43 paises. Increíble. Muy agradecida con la acogida.

Les cuento que estoy leyendo Inteligencia Migratoria: ¿Me quedo o me voy? El libro, que está en su cuarta edición, promete al lector ayudarle a decidir si este es el momento para irse o quedarse. El libro le ayuda a reflexionar sobre lo que realmente implica emigrar y la necesidad de desarrollar inteligencia migratoria (una forma de inteligencia emocional que aplica al proceso migratorio).

IM

“La Inteligencia Migratoria describe un grupo de habilidades y destrezas emocionales, psicológicas y sociales, necesarias para facilitar conductas de adaptación a fin de lograr una inserción exitosa dentro de una nueva realidad social en un país diferente.”

“La Inteligencia Migratoria contribuye a prevenir situaciones tan inesperadas como desagradables, pues induce a evaluar, desde el inicio, si la persona está en condiciones aceptables para tomar la decisión de emigrar.”

Luego de definir y dejar claro que es la Inteligencia Migratoria, los autores resaltan la importancia de buscar asesoría migratoria, un servicio que ellos mismos ofrecen a través del Centro de Capacitación Migratoria (CCM). También es lo que hacemos nosotros en Facebook, a través de este blog, y en otras redes sociales como por ejemplo expat-blog. Me alegra ser parte de una red de apoyo que me brinda y a quien le brindo información importante. Vamos bien.

Los autores no lo pintan todo color rosa. Al contrario, el libro compara el proceso de migración con el de duelo; pero destaca,

“Tanto los eventos positivos como los eventos de pérdida pueden desestabilizarnos, lo que nos obliga a cambiar radicalmente nuestra comprensión del mundo.”

Con esta frase comienza la discusión sobre el “puente migratorio.” Este “puente” (o puentes) a veces estable y otras colgante representa las preguntas psicológicas y emocionales, así como aspectos prácticos relacionados con el hecho de mudarse de un país a otro, a otra cultura, otras costumbres, y otras realidades cotidianas. Mientras estamos en el puente hemos tomado la decisión de irnos o quizás ya nos hemos ido pero no nos hemos plasmados firmemente en el nuevo lugar. De un lado del puente está todo lo conocido y lo que extrañamos y del otro lado está un nuevo horizonte que amenaza con devorarnos y escupirnos hechos otra cosa. El capítulo discute técnicas para manejar la ansiedad que estos “puentes” producen.

Un capítulo que me ha gustado mucho esta titulado ¿Turista o Inmigrante? Me gusta porque he sido testigo de personas que eligen un destino basándose en lo bien que creen conocer el lugar de las tantas veces que la han visitado pero luego no entienden porque no se adaptan. Hay una gran diferencia entre vivir en un lugar y visitar un lugar. UNA GRAN DIFERENCIA. No solo en la manera que uno ve el lugar pero en la manera en que los habitantes lo ven a uno.

En el capítulo 6 (casi a mitad del libro) discuten La Decisión de Emigrar,

“Una decisión migratoria no debe ser tomada por impulso pues quizás lo mejor puede resultar quedarse, prepararse, planificar, asegurar qué se va a hacer y luego emigrar, si es que la decisión se mantiene.”

Esto es quizás la mayor lección que este libro tiene que ofrecer. Emigrar, no es apto para cardíacos e implica sacrificar muchas cosas, separarse de lo conocido y familiar, dejar a gente, lugares, olores, sabores, sonidos, etc. atrás y en la mayoría de los casos reinventarse de nuevo. Es necesario sentirse bien con el sentimiento de incertidumbre y aceptar un futuro fluido.

“También es necesario ser creativo y entender que moverse de país no será suficiente si no existe la disposición de crear las herramientas de adaptación y ponerlas en práctica.”

Luego se discuten las emociones (positivas y negativas), y ofrecen estrategias y recomendaciones para manejar la ansiedad y otros desórdenes afectivos que pueden presentarse. Finalmente, aceptar el duelo de la pérdida y celebrar la ganancia que ha dado el cambio. Siempre hay ganancia pues la experiencia migratoria es una gran maestra.

Los últimos capítulos discuten los efectos del proceso de migración en la familia, parejas, y crecimiento (para los chicos es otra cosa completamente distinta). Se discute el efecto en la salud (y cómo prevenir males comunes), y el poder transformativo del proceso (salimos del puente mucho más fuertes de como entramos).

Finalmente los autores también discuten la migración de retorno, la decisión de no emigrar, y cierra con testimonios (mi parte favorita).

Si bien no estuve de acuerdo con TODO y para alguien que ya ha emigrado y continúa viviendo fuera de Venezuela, en mucho estuve de acuerdo así que le doy el visto bueno y lo recomiendo para los venezolanos que aún están en la etapa de toma de decisiones.

Feliz fin de semana (se me cuidan mañana #30MVamosTodos)
Antonieta @antonieta305

Escriban a venezolanosenuruguay@gmail.com con sus sugerencias, correcciones y recomendaciones. Gracias.