Viernes Sociales: Lecciones Migratorias

Cuando salí de Venezuela en 2003 sabía que iba a extrañar a mis amigos y familiares. Salí con un propósito: estudiar. Me sentía feliz de saber que no iba a tener que trabajar por un tiempo y aunque sabía que iba a tener que cuidar mucho el dinerito que llevaba, sentía que el cambio me iba a hacer mucho bien. Por esto no entendí porque me desplomé en llanto una noche, tres meses después de llegar, en medio de una pizzería, delante de un montón de extraños.

Todos sabemos que vamos a extrañar a los amigos y a la familia. Todos no estamos preparados para extrañar todo lo demás.

Nadie me preparó para extrañar la libertad que ahora sentía no tener. No es que no puedas salir, es que no sabes a donde ni con quien. Extrañaba la panadería con sus donas enormes que me causaban tanta risa. Extrañaba las peleas de los vecinos, el olor a caraotas negras recién hechas, la tertulia de calle… en fin, extrañaba un montón de cosas que jamás pensé iba a extrañar. Me sentí perdida y que posiblemente había cometido un gran error.

Me llené de estrés y paranoia cada vez que tenía que hacer un trámite nuevo: abrir una cuenta de banco, ir al medico, sacar la licencia, manejar, solicitar una tarjeta de crédito, etc. etc. etc. Vivía preocupada de que mi estatus de “inmigrante” me hacía “menos” que los demás. No se asusten… esto no duró mucho.

Aprendí que el cambio no solo se siente en lo emocional sino en los cinco sentidos… y en un sexto, ese que llaman intuición que a mi me sirvió de muy poco pero que igual recomiendo que le presten atención.

Desde ese desplome en 2003, he cambiado de residencia unas cinco veces más y ahora me encuentro pensando en mudarme a Uruguay. En los últimos 12 años he aprendido mucho y hoy quiero compartir cinco consejos que espero los ayuden a evitar algunos de los dolores que yo pasé:

1. Encuentra a tu gente pero no te encierres solo con otros expatriados. Definitivamente quieres hacer amistad con otros expatriados, personas que ya pasaron por lo que estás por pasar. Porque no se trata de saber como abrir una cuenta en el banco sino como abrirla si eres extranjero. Hay tres tipos de personas debes encontrar:

  • Expatriados que ya pasaron por lo que estás pasando. Estos son los expertos en trámites y adaptación.
  • Gremiales o Académicos que te ayudarán a adaptarte a la cultura laboral o estudiantil, según sea el caso. Si eres profesional busca tus colegiaturas y averigua lo que tengas que hacer para formar parte de esa comunidad. Inscribete en algun curso o taller aun cuando sea sobre algo que ya sabes.
  • Sociales. Busca un grupo de personas que hacen lo que te gusta. Te gusta jugar futbol, programar, juegos de video, el cine, leer, tejer, correr, etc.? No solo encontrarás a personas que comparten un mismo interés sino posiblemente personas con personalidades afines a la tuya, es decir, nuevos amigos duraderos. Facebook es un buen lugar para encontrar estos grupos. Otro es MeetUp.

2. Programa un día y hora regular para hablar con tus seres queridos y acepta que algunos amigos del alma los perderás. Es cierto que con Facebook y Whatsapp es fácil comunicarse con personas a largas distancias pero poco a poco al no estar presente en el día a día, el que se fué, comienza a hacer menos falta. Yo se que suena feo pero es la verdad. Claro que tu papá y tu mamá siempre querrán saber de ti pero la realidad es que la vida sigue y cada quien vuelve a su rutina. El inmigrante se va y en la mente queda congelado en el tiempo el lugar, la gente, y la rutina que tenías. Sin embargo, la vida sigue sin ti. Los amigos se acostumbran a tu ausencia y si no haces el esfuerzo de mantenerte al día, poco a poco los perderás. Es bueno programar un tiempo regular para hablar con ellos y realmente ponerse al día con lo que han hecho o los planes que tienen. Yo por ejemplo he estado presente por Skype en encuentros del liceo o fiestas familiares. Por lo menos por un rato puedo ver y hablar con los amigos y la familia y aunque suena un poco deprimente, lo admito, me llena de alegría poder compartir esos momentos así sea a distancia y no esperar a que me lo cuenten.

3. Haz lo que siempre quisiste hacer. Este tema lo toque en el Viernes Sociales de la semana pasada cuando recomendé la idea de reinventarse. Estar solos o lejos de la mayoría de la gente que nos conoce es a veces la patada en el fundillo que necesitábamos para poner en marcha ese plan con el que hemos soñado despiertos. En el nuevo país con mucho más tiempo libre y menos distracciones el cielo es el límite. Entre la gente nueva que conozcas quizás esté tu nuevo business partner. 

4. Deja el miedo y acepta nuevos desafíos. Ya has hecho una de las cosas más difíciles: emigrar. No te detengas allí. El superar los miedos y probar cosas nuevas son experiencias positivas que nos dejan aprendizajes y aparte nos elevan el autoestima.

5. Ten un Mantra (o algún tipo de artículo de confort). Hay momentos en los que te preguntarás si irte fue una buena decision. Hay momentos que pensarás seriamente en devolverte. Y para algunos regresarse será la mejor opción pero en general y en mi experiencia esos momentos suelen ser pasajeros. Ayuda recordar porque tomaste la decision de irte en primer lugar y ayuda tener algo que te de alivio. En mis 12 años de expatriada he tenido varios mantras. Les comparto el actual:

“El océano puede parecer feroz, pero hay una belleza impresionante en su ferocidad. Tómalo una hora a la vez.”

En otras palabras, no te dejes abrumar, respira profundo, tomalo con calma. Aparte de mi mantra, hay cuatro objetos de gran valor sentimental que siempre viajan conmigo. No importa donde esté tengo algo “familiar” que me recuerda de donde vengo y donde pertenezco.

Y recuerda,

viajar

Tambien les recomiendo leer (sino lo han hecho ya) el post Cuidando la Salud en Uruguay donde se comparte un modelo de salud para el inmigrante.

Con cariño, @antonieta305

Viernes Sociales es una entrada semanal con la que nos despedimos hasta la semana que viene. Todos nuestros lectores son bienvenidos a escribir una entrada o algún artículo sobre cualquier tema de inmigración, específicamente sobre Venezuela y/o Uruguay. Escribe a venezolanosenuruguay@gmail.com con sus propuestas, preguntas, y recomendaciones. Feliz fin de semana.

Anuncios

4 comentarios en “Viernes Sociales: Lecciones Migratorias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s